Wiki Maya

Venus, la Estrella Roja de los Mayas

Los mayas denominaron a Venus la Estrella Roja, y la consideraron el cuerpo celeste más importante después del Sol y de la Luna.

Su relevancia le hizo ocupar un lugar destacado en la mitología y cosmogonía mayas. Tanto que fue transformado en un doble dios: Chaac, el hacedor de lluvia, y Kukulcán, el equivalente del Quetzalcóatl tolteca y azteca, una entidad benéfica que prohíbe los sacrificios humanos y extiende los dones de la civilización.

La ciudad maya de Uxmal es un observatorio a este planeta y su trazado es un proyecto cósmico que rigió la situación de todos sus templos. Hay muchos glifos de Venus en distintos edificios que también están alineados con la salida diaria de la estrella roja.

La segunda y tercera noche de la Gran Ruta y Riviera Maya y de la expedición del Yucatán nos alojaremos en un hotel en Uxmal rodeado de selvas.

Situado en una colina desde donde al amanecer cuando los duendes mayas llamados aluxes se van a dormir veremos emerger entre brumas y bulliciosos cantos de aves exóticas las impresionantes pirámides templos de Uxmal. Al atardecer, después de un día intenso visitando cenotes, ruinas mayas, haciendas coloniales, mercados mayas, es el momento de subir al terrado de la azotea para ver el resurgir de la estrella roja.

Es bueno subir acompañados de uno o dos caballitos de mezcal ese destilado del agave de elaboraciones milenarias que, con sus aromas muy mexicanos a; chile, vainilla, cítricos, cacao, madera, zarzamora y con un toque de ahumado nos hará platicar animadamente de las experiencias de este día mágico.

Hasta que poco a poco vamos silenciándonos, al escuchar los sonidos atávicos nocturnos de la selva y observando el abrumador espectáculo estelar. Que nos hace sentir como un antiguo chamán en lo alto de un templo, mirando de comprender ese mapa estelar; Pléyades, Venus, Sacbe (vía láctea) para hacer el calendario más perfecto de la antigüedad.

Las estrellas parecen que estén al alcance de la mano ya que no hay casi contaminación lumínica. ¡Estamos en medio de las selvas mayas!

Cuando finalicemos las rutas llegaremos  a las paradisíacas playas de Riviera Maya y nos alojaremos en el posible mejor todo incluido 5* de ahí… ¡el Grand Palladium!

¡Si te ha gustado el artículo… compártelo!